¿Has escuchado alguna vez sobre el término Cynefin?

Como consultora de formación estamos siempre interesados en nuevos enfoques y mejores prácticas para ayudar al éxito de las empresas. El último en captar nuestra atención ha sido el del trabajo del profesor Dave Snowden, quien desarrolló el Marco Cynefin (término que en galés significa “Hábitat”).

¿Qué es Cynefin?

El término fue elegido para describir una perspectiva de la evolución de los sistemas complejos. Hablamos de un marco que trata sobre cómo los líderes perciben y dan sentido a las situaciones empresariales para tomar decisiones.

El marco se basa en la investigación de la teoría de los sistemas adaptativos complejos, la ciencia cognitiva, la antropología y los patrones narrativos, así como la psicología evolutiva, para describir problemas, situaciones y sistemas.

Propone nuevos enfoques para la comunicación, la toma de decisiones, la formulación de políticas y la gestión del conocimiento en entornos sociales complejos.

¿Por qué este Marco de trabajo está tomando de repente tanta importancia?

Evolucionamos de un mundo simple y ordenado a uno más complejo o caótico, y necesitamos poder reconocer a lo que nos enfrentamos cuando estamos evaluando una situación.

En la resolución de problemas, la naturaleza humana nos lleva a simplificar la causa del problema y el enfoque de solución. Es común que en ciertas organizaciones el proceso de resolver nuevos problemas se base ​​en las soluciones dadas a problemas anteriores.

Aunque el éxito del pasado puede ser una línea de base útil para entornos ordenados y decisiones obvias, es demasiado simplista en situaciones complejas. Esto se debe a que un proceso de resolución tan simple no tiene en cuenta ni el contexto de la situación actual, ni la complejidad de pensamiento y acción.

Quizás ha llegado el momento de ampliar este enfoque tradicional del liderazgo y la toma de decisiones y formar una nueva perspectiva basada en las ciencias naturales para el manejo de situaciones complejas en condiciones de incertidumbre.

Cynefin explica cómo podemos reconocer y abordar la gestión de diferentes situaciones. La experiencia, las mejores prácticas y los conocimientos, aplicados en un contexto incorrecto son ineficaces y en el peor de los casos, perjudiciales.

Los líderes deben poder identificar el contexto o “dominio” en el que están trabajando en un momento dado y también ser capaces de cambiar su comportamiento y sus decisiones para que coincidan y se adecuen a ese Nuevo Contexto.

Los líderes que no reconocen que un contexto complejo requiere un modo de actuacion más experimental estarán mal equipados para actuar en condiciones de incertidumbre.

El marco de trabajo de Cynefin clasifica los problemas que enfrentan los líderes en cinco contextos definidos por la naturaleza de la relación entre causa y efecto:

  1. Dominio Simple: Dado que el problema es simple, el enfoque es detectar la situación, categorizarla en función de situaciones anteriores y aplicar una solución conocida.
    Sin embargo, existe el peligro de que los contextos obvios se simplifiquen en exceso. Esto sucede a menudo cuando las personas han tomado decisiones que les han llevado a tener éxito y luego se vuelven complacientes.
  2. Dominio Complicado: El dominio complicado es un lugar de «incógnitas conocidas» que requieren análisis y experiencia para determinar la mejor respuesta. En este dominio, necesitamos especialistas y expertos para ayudar a evaluar los hechos, determinar la mejor solución y aplicarla adecuadamente.
  3. Dominio Complejo: en situaciones como éstas la relación entre causa-efecto solo se puede percibir retrospectivamente. En esta situación, es importante experimentar para facilitar la recopilación de conocimientos para que las cosas se vuelvan más claras. Lo necesario en este caso es mover el problema al dominio «Complicado».
  4. Dominio Caótico: no existe relación causa-efecto. Este dominio requiere de una respuesta rápida para evitar daños mayores y restablecer un cierto orden. Cualquier táctica convencional en este tipo de contexto generalmente empeorará las cosas, ya que requiere de un plan de acción que respete lo caótico como tal. La solución aplicada puede no ser la mejor, pero debe ser suficiente para establecer el control antes de intentar mover el problema a otro dominio.
  5. Dominio Desordenado: nos encontramos en una situación desconocida, que no sabemos definir concretamente. El imperativo aquí es pasar a un dominio conocido mediante la recopilación de información sobre lo que sabe o identificar lo que no sabe.

Cuándo utilizamos Cynefin

Hacer uso del marco puede ayudar a estructurar el enfoque para encontrar la solución correcta que coincida con las condiciones del problema. Luego, nuestras herramientas de solución de problemas más tradicionales se pueden usar para las categorías apropiadas.

Este marco no solo es útil para puestos de alta dirección. Como modelo general, se aplica fácilmente a todos los niveles de la organización, con la oportunidad de obtener grandes resultados y conocimientos con su aplicación. Por lo tanto, cuando el enfoque correcto se adapta a la situación correspondiente, se puede lograr un mayor éxito dentro de la organización.